Me declaro fan de la estética de los 50, en  moda, en cine, en música y por supuesto en arquitectura y decoración. En los 50  llegaron los grandes cambios culturales, políticos y sociales, después de las Grandes Guerras la sociedad mundial cambió y comenzó la Guerra fría. Fue un momento en que la cultura norteamericana tuvo su boom y nos ha dejado una buena fuente de inspiración!

  • En pintura aparecieron nuevos movimientos como el Pop Art de Warhol:
  • En cine  eclipsaba en la gran pantalla Marilyn Monroe y se estrenaban películas como «Bailando bajo la lluvia», «Rebelde sin causa» o «Con faldas y a lo loco»:

Películas geniales para tarde de lluvia debajo de la manta. (por fin llueve!)

  • En literatura destacan títulos como «El guardían entre el centeno» de J.D.Salinger, una obra que me apetece releer y de la que tengo un buen recuerdo. Quizás sea una lectura para el mes que viene 😉 (aquí)

  • En arquitectura y decoración, su estética me recuerda a los cuadros de P.Mondrian con sus atrevidos colores y sus líneas rectas. Hoy en día todavía se sigue mirando hacia esa época e inspira series tan de moda como Mad Men (salones de cine):
  • En diseño, en la actualidad también se reinventan iconos de esa década como es el caso  de Smeg  y su línea de neveras de años 50:

Me gustan todas y en cualquier color, verde, negro, blanco o crudo, qué más da?! 🙂

  • Y en música sonaba «El rey»Elvis:

Ya lo he dicho y lo repito…cómo molan los 50!!

B.