No hay duda de que es un clásico en decoración, y es así porque funciona casi siempre… estoy hablando del cuero! 

Estoy buscando ideas para un cabezal de cama, he empezado por mis preferidos: hilo, lino, algodón, etc. textiles agradables y frescos, pero como tantas veces me he perdido en la búsqueda y he encontrando otras cosas que me han inspirado.  Piezas tapizadas en cuero, en color camel, muebles de diseños renovados para cualquier estancia:

  • Para el salón, sofá inspirado en el Chester inglés o un sofá de línea totalmente moderna:

cuero-un-clásico-en-decoración

cuero-un-clásico-en-decoración

Decoración de  Pella Hedeby and Marie Ramse, photographed by Sara Danielsson.

  • Para el comedor, sillas de estilo industrial:

cuero-un-clásico-en-decoración

cuero-un-clásico-en-decoración

  • Para el rincón de lectura, un sillón sencillo pero confortable:

cuero-un-clásico-en-decoración

  • Y…para la habitación, un cabezal elegante y acogedor:

cuero-un-clásico-en-decoración

Es una buena opción para decorar, encaja en ambientes clásicos y modernos, es de fácil mantenimiento y es más resistente que las telas. Pero también tiene una desventaja, en invierno es frío y en verano caluroso!

En los países fríos es más habitual verlo, de ahí el famoso Chester inglés (Londres s.XIX). Pero…digo yo…y por qué no en lugares más mediterráneos?!

No sé si el cabezal que busco lo acabaré haciendo en piel o seguiré buscando telas frescas, pero seguro que le encuentro algún lugar al cuero! 😉

Feliz semana de Pascua!

B.