El otro día estaba hablando con una amiga sobre la mejor manera de iluminar una estancia sin prácticamente ventanas, difícil ¿verdad? pero ¡no imposible!

Hay varias opciones: la iluminación artificial es una gran maga de los ambientes y hacer obra para ampliar ventanas podría ser lo más evidente pero no lo más fácil, por permisos y mantenimiento de fachadas.

Así que sin querer tirar de recurso fácil, me han inspirado estas paredes de cristal que solucionan varios problemas de manera diferente a las anteriores:

  • Si la cocina o el salón no tienen ventana, se crea una buscando la de otra estancia, por ejemplo la de la habitación:

decorar-paredes-de-cristal-y-hierro

  • Si quieres tener una cocina y un salón integrado pero separado al mismo tiempo y con mucha luz:

decorar-paredes-de-cristal-y-hierro

  • Si la entrada no tiene luz natural, se crea una puerta de cristal que dé a la cocina (o a otra estancia) que si tenga mucha:                   decorar-paredes-de-cristal-y-hierro
  • Si el pasillo es interior, se abre una pared de cristal al salón (o a otra estancia) que sí tenga luz:

decorar-paredes-de-cristal-y-hierro

  • Si el recibidor está entre comedor y salón y no tiene ventanas, se abre en ambos lados y… ¡qué entre la luz! :

decorar-paredes-de-cristal-y-hierro

Dejar entrar la luz, comunicar ambientes, hacer un espacio más amplio y utilizar hierro y cristal para darle un estilo muy actual, son todas las ideas que me han dado estas imágenes. Además, todo ello combinado con paredes blancas y si tienes la suerte de tener techos altos como en estos ambientes, no falla, la luz entra en el espacio y hace que todo cambie.

¿Qué opinas, es un problema irremediable no tener ventanas grandes en todas las estancias? 😉

Feliz jueves!

B.

 

(Pics –via Pinterest)